Panceta Adobada

3,78  /pieza

Precio / kilo 4,20 € / kilo
Peso 0,8 – 1 kilos

Si eres de los que, como nosotros, también disfruta del proceso de cortar y ver crepitar poco a poco la corteza de los mejores torreznos antes de comerlos, no dudes en decantarte por nuestras pancetas adobadas. Curadas en nuestros secaderos naturales, condimentadas con pimentón de la vera, cortada en tiras y envasada al vacío. Están esperando en tu despensa a que llegue el momento perfecto.

SIN GLUTEN. Alérgenos: SULFITOS.

Valores Nutricionales* Valores medios por 100 g de producto
Valor energético (KJ/Kcal) 2.629 KJ / 628 Kcal
Proteína (g) 12,71 g
Hidratos de carbono (g) 0,30 g
De los cuales azucares (g) 0,11 g
Grasas (g) 63 g
Da las cuales saturadas (g) 24,91 g
Sal (g) 0,58 g

* Debido a su elaboración artesanal y a la mayor o menor infiltración de grasa que presenten las piezas, pueden detectarse valores con alguna desviación respecto a los descritos.

FORMATO – Panceta cortada en tiras envasada al vacío.

CONSERVACIÓN – Conservar en un lugar fresco y seco.

PREPARACIÓN Y CONSUMO

En sartén

  • Se echa aceite en una sartén hasta cubrir el fondo (unos 2 mm).
  • Calentamos el aceite a fuego lento.
  • Colocar la panceta “de pié” en la sartén, esto es, con la piel hacia abajo.
  • Se dejan freír alrededor de 20 minutos, vigilando que los torreznos no se caigan y observando cómo van apareciendo las “burbujas” características en toda la piel.
  • Transcurridos los 20 minutos (o cuando veamos que la piel de los torreznos ya se ha convertido en la corteza cubierta de “burbujas”), ponemos un fuego vivo y tumbamos los torreznos para freírlos bien, unos 10 minutos por cada lado o a su gusto.

En horno

  • En el horno, las lonchas de panceta se colocan con la corteza hacia arriba.
  • Se calienta el horno a 250º con las resistencias inferior y superior, incluso, si tiene, con el grill.
  • Vigilaremos que no se caigan las lonchas. Aproximadamente a los 10 minutos comenzarán a salir las burbujas en la corteza.
  • Una vez observado que en todas las lonchas han subido las burbujas de la corteza, se sacan del horno y se fríen en sartén, con abundante aceite, hasta que queden los torreznos bien fritos y a su gusto.